Las madres, factor importante en el éxito laboral de sus hijos

 


Voces Universitarias | Por Dra. Érika Zavala*

Para que las empresas puedan ser más competitivas necesitan agilizar procesos para incrementar su productividad y de acuerdo con la coalición de líderes en negocios, educación y gobierno publicó que las competencias claves para el siglo XXI son las necesarias para tener éxito en el lugar de trabajo.

Investigaciones en las ciencias conductuales en psicología y economía sugieren que las habilidades transversales (suaves) tales como la motivación, ética en el trabajo y el trabajo en equipo, entre otras, juegan un papel importante incluso más que los conocimientos para determinar el éxito en la escuela y en el lugar de trabajo. 

Una encuesta realizada a nivel mundial a más de 1,000 empresas determinó que las habilidades más solicitadas en las mismas por los reclutadores además de los conocimientos que ya se da por hecho que se tienen, son entre otras:  que sepan comunicarse, vestirse apropiadamente para el trabajo, que tengan actitud positiva ante los retos, liderazgo y que sepan trabajar en equipo. Nuevamente esta habilidad (trabajar en equipo) se resalta como una de las más importantes dentro de las organizaciones.

Un grupo de maestras de la Universidad del Caribe nos dimos a la tarea de investigar entre nuestros alumnos cuál era el origen especialmente del trabajo en equipo, ¿Dónde fue promovida la actitud de trabajar en equipo? ¿Cómo aprendió a hacerlo?  Realizamos una encuesta a 160 alumnos de la universidad de diferentes semestres y diferentes programas educativos. Un poco más del 50% eran mujeres y el resto hombres.

Para esta pequeña investigación era importante conocer en qué etapa de la vida académica se había aprendido a trabajar en equipo.  Mayúscula fue nuestra sorpresa cuando observamos los resultados de la misma. El 37% de los estudiantes contestó que fue en casa en donde aprendió a trabajar en equipo, el 16 % en la secundaria, el 12% en la primaria, el 1% en la preparatoria y el 5% en la licenciatura y el porcentaje restante de otras maneras.

De acuerdo a estos resultados, podemos decir que la labor de las madres en casa, los maestros especialmente en etapas tempranas son fundamentales para desarrollar las habilidades suaves y creo que debemos las universidades hacer un gran esfuerzo por terminar de desarrollar a nuestros estudiantes en todos los aspectos y sentidos para que sean exitosos en la vida laboral y personal.   Es un esfuerzo conjunto entre padres de familia, escuelas y gobierno.

Pero más sobresaliente en todo esto es el gran valor de las madres y su enseñanza en la casa, tanto de actitudes, habilidades y valores, así como su trascendencia en la vida personal, académica y laboral.  

Debemos entonces agradecer a nuestras madres primeramente sus enseñanzas, su tiempo y su entrega para lograr el éxito en nuestras vidas. ¡GRACIAS MAMÁ!

*Profesora-Investigadora del Depto. Ciencias Básicas e Ingenierías, Universidad del Caribe. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario