¿Roblox en la educación?

 

InnovACCIÓN | Por Lorena Hernández von Wobeser*

Sin duda una de las experiencias que los niños y los adolescentes extrañan más durante este periodo de aislamiento social por el COVID, es el juego con sus compañeros durante el recreo. Una alternativa virtual para jugar e interactuar con los amigos es ROBLOX. Quizá algunos padres de familia que me están leyendo conocen ya este familiar logo de cuadrito que tiene tan obsesionados a nuestros hijos. 

Para los que no la conocen, Roblox es quizá la plataforma de juego interactivo con mayor “contenido creado por el usuario”. Con un promedio de 56 millones de jugadores al mes y 40 millones de opciones de juegos en la actualidad e “in crescendo”. 

En Roblox, puedes jugar solo o acompañado de tus amigos, en un mundo virtual en el que también coexisten otros usuarios simultáneamente. Puedes elegir de entre una variedad de salas de juego para convertirte en “spiderman”, “una fashionista de la moda”, “o un constructor de balsas para buscar un tesoro”. Al igual que en las redes sociales, sigues o eres seguido por amigos que tú eliges para coincidir en el juego. Interactúas a través de tu avatar y de un chat en la sala de juego.

¿Cómo es que existen millones de juegos en Roblox? Porque sus contenidos son creados por los propios usuarios a través de Roblox studio. Roblox studio está disponible para window y mac, permitiendo a los usuarios crear juegos sin tener que usar el lenguaje de códigos de los programadores. 

Pero Roblox, no solo es una alternativa de socialización y juego en el actual periodo de aislamiento. También se está incorporando en la educación contextualizándolo en el abordaje de la ludificación o el término en inglés  “Gamification”. Gamification es el abordaje que usa el diseño de los juegos y su mecánica para aplicar a propósitos “serios”.  

A continuación, te doy 4 ejemplos de cómo se puede usar Roblox en el contexto de la educación, esperando que con esto surjan nuevas ideas por parte de otros profesores o capacitadores empresariales:

  1. Los entornos de simulación de Roblox se pueden usar para que los niños de educación básica y media exploren ambientes y épocas distintas. Por ejemplo, en el juego “Dinosaur World Mobil” un maestro puede jugar con sus estudiantes a convertirse en dinosaurios que interactúan en el mundo virtual. Hervíboros y carnívoros de distintos tamaños luchan por la supervivencia ¡Mucho más divertido que solo escuchar los datos!

  2. También se puede usar Roblox para promover el autocuidado en las plataformas virtuales o realizando experimentos sociales.  Por ejemplo, pedir a los niños o adolescentes que entren a algún juego con un Avatar “espeluznante” ¿Cómo reaccionan los demás ante él? ¿Los Avatar siempre muestran la realidad del jugador que hay detrás? ¿Podría haber atrás de un Avatar encantador una persona que en el mundo real tenga malas intenciones?

  3. Roblox también se está utilizando para fomentar la educación plástica, visual y de comunicaciones ya que como comenté, con Roblox Studio se pueden diseñar nuevos mundos virtuales y crear historias (con tramas interesantes o aburridas). En algunas universidades, diseñar un juego Roblox, podría usarse como ejercicio aplicativo de los conocimientos teóricos adquiridos. 

  4.   En carreras relacionadas con Negocios o Innovación Empresarial, los estudiantes pueden analizar las estrategias que han utilizado algunos programadores para monetizar los juegos. Ya que, en estos mundos virtuales, también se pueden realizar compras con dinero real, de productos virtuales. ¡Increíble! ¡En lo que va del 2020 la comunidad de ROBLOX ha generado $250 millones de dólares! 

Por último, no olviden en este tipo de juegos virtuales, monitorear a sus hijos o estudiantes y proveer información preventiva para evitar el acoso cibernético.   

Éste y más temas de abordan en la Maestría en Innovación y Gestión del Aprendizaje (MIGA) Convocatoria abierta hasta el 31 de octubre 2020. Conoce más en www.unicaribe.mx/posgrados

*Coordinadora de la Maestría en Innovación y Gestión del Aprendizaje, Universidad del Caribe. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario